Mi Persona Favorita

El sueño de una noche de concierto.

Ya era demasiado tiempo sin publicar sobre Mi Persona Favorita (bueno, y sin publicar en general) y el cuerpo lo sabe. O así lo he interpretado yo…

Si a esa dejadez le sumas que el Blog ha pasado de llamarse «Mi Persona Favorita» a «Martamente», pues normal que la señora se haya crispado un poco y me haya dado un toque de atención… Y, ya de camino, el abrazo más bonito del mundo.

Como sabéis, la cabecita loca de Mi Persona Favorita no funciona muy bien, pero eso no quita para que se haya buscado la vida por otros medios para dármelo… ¿Cómo? Pues muy fácil, ¿para qué están los sueños?

Seguir los sueños: obra familiar revive los valores de El Principito
Fuente: culto.latercera.com

La Superproducción Onírica de Mi Persona Favorita

El sueño ha sido tremendamente real. La he visto y sentido como si la tuviera al lado de verdad. Eso sí, el contexto no ha podido ser más absurdo…

Todo ocurre en el plató del programa “Mujeres, Hombres y Viceversa”. Tal cual. Por lo que se ve, yo (¡YO!) estaba participando como pretendiente de un tronista. La cosa prometía nada más empezar…

  • Primer inciso: A ver, Aíta, en serio, ¿«Mujeres, Hombres y Viceversa»? ¿No se te ha ocurrido otro sitio? Yo que sé, tu casa, la playa, una terracita… No, «Mujeres, Hombres y Viceversa», di que sí…

¡Pero es que la cosa no queda ahí! Como buena intensita que soy, en el programa no podía ser menos… Yo no podía ser una persona normal, no. Ahí estaba Marta, con su chapita con su nombre en la camiseta, llorándole al carajote que estaba de tronista y peleándome con una tía que, digo yo, también querría tema con el chaval…

  • Segundo inciso: ¡Veeeenga ya Aíta! Se ve que las ganas de cachondeo no las has perdido del todo, qué jodía…

De repente, en medio de la vorágine de llantos y gritos (sí, sí, a tope…), la presentadora me dice que tengo una visita «que me va a encantar y que a ver si así me tranquilizo un poquito…».

Conociéndome, seguramente le contestaría un «yo estoy muy tranquilita», así muy digna, pero la verdad es que eso no lo recuerdo…

Se abre una puerta, suena una musiquita y aparecen las dos personas menos televisivas de la historia… ¡MI PERSONA FAVORITA Y MI MADRE!

  • Tercer y último inciso: Aíta, tú no te has montado un sueño, ¡te has montado una superproducción! ¿Tú en la tele? ¡¿Mamá en la tele?! Te voy a decir lo que tantas veces me has dicho tú a mi: «¡tú no estás buena de la cabeza!».

Te abracé… ¡y me abrazaste!

El caso es que ahí estabas. Perfecta. Guapa no, guapísima. Elegante, con tu falda de tubo y tus taconazos de salón. Derrochando un estilazo que ya lo quisieran para sí las veinteañeras que andaban por ahí…

Obviamente, en el programa sueño lloré con una emoción que hacía tiempo que no sentía (digno de programa de zapping, probablemente). Y digo “sentía” porque, efectivamente, me he despertado con esa sensación.

Te olí y te miré a los ojos desde bien cerquita, como hago siempre que voy a verte… Sólo que esta vez esa mirada había recuperado toda la vida y la alegría de antes.

Y, lo más importante de todo, te abracé… ¡Y ME ABRAZASTE! Te abracé como probablemente no te he abrazado jamás (por suerte para ti, porque si lo hubiera hecho probablemente hubieras muerto por espachurramiento…).

Resultado de imagen de mi persona favorita letra
Fuente: youtube.com (AdryLyrics TOP)

Ve pensando nuevas ideas…

No sé por qué has elegido este día para venir a verme. Y sí, ya sé que no funciona así. Ya sé que probablemente todo esto ha venido porque ayer me acosté pensando en ti después de haber escuchado la canción “Mi Persona Favorita” en el concierto de Alejandro Sanz…

Pero me gusta más pensar que has sido tú, que la idea ha sido tuya y que has elegido todo este contexto absurdo precisamente para que nos riamos más. Como nos reímos siempre, ni más, ni menos.

Escribiendo esto vienen lagrimillas a los ojos, pero también una gran sonrisa, al igual que me sucedió ayer escuchando la canción en el concierto. Y es que, aunque te tenemos ahí todos para achucharte, te echamos mucho de menos.

Así que ya sabes, a mi esta idea me mola. Sigue pensando nuevas “superproducciones oníricas”, que Barcelona y Madrid se nos quedan un poco lejos para ir a verte.

Este sueño que me ha regalado Mi Persona Favorita, deja paso al que voy buscando por mi cuenta… Cierto Máster, ciertos proyectos…
Pues eso, #Martamente 🙂

¿Nos leemos? 😉

2 comentarios sobre “El sueño de una noche de concierto.

Responder a JLGalliani Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *